SEMILLAS

Para conocer qué variedades se adaptan mejor a la zona, Bureba Ebro realiza campos de ensayo donde comprueba las características de ciertas variedades de trigo, cebada, guisante,…   que van surgiendo en el mercado, para conocer cual es el rendimiento de las mismas, sus problemas agronómicos, las necesidades de abonado, de tratamientos fitosanitarios,…    Toda esa información se pone a disposición de sus socios, quienes la usan a la hora de elegir una u otra variedad.

Derivado de ello, una importante línea de negocio para las cooperativas socias de Bureba Ebro es la semilla.  Las cooperativas socias de Bureba Ebro alcanzan un volumen de 1.500 Tm de semilla certificada, centrándose el mayor volumen en el cereal, con un 80%, y siendo el resto leguminosas grano y girasol.   Tanto en cereales como en leguminosas se aprovecha el título de multiplicador para cubrir nuestras necesidades en trigo y cebada, pudiendo incluso abastecer a empresas del sector con las que se realizan contratos de colaboración.   El marco geográfico donde nos movemos nos hace ser competitivos puesto que la zona es muy productiva, y de esta forma la semilla base representa un coste menor por kilo producido que en otras zonas.    Todo ello representa un atrayente para las casas de semillas con las que se trabaja por la regularidad, tanto de la calidad como de la cantidad, lo que redunda en que las programaciones sean mucho más viables.